Oncología Integral Satélite

Manuel E. Izaguirre 15 – 2, Ciudad Satélite, 53100 Estado de México.

Corporativo Hospital Satélite

Cto. Misioneros #5, Cd. Satélite, Naucalpan, Edo. de México.

Cáncer de páncreas: Síntomas, Diagnóstico, Tratamientos y más

Cancer de pancreas
Conozca a profundidad el cáncer de páncreas: síntomas, diagnóstico y el perfil del especialista que aborda esta afección. Una publicación que reúne lo esencial acerca de esta patología del cáncer.
Temas que encontrará en este post

En mi labor de cirujano oncólogo, noto que las personas tienen muchas dudas sobre los diferentes tipos de cáncer, sus síntomas y sus diferencias. Por eso, en este artículo he decidido contarle de una manera resumida pero completa, todo lo que debe saber sobre el cáncer de páncreas.

Que es el pancreas

¿Qué es el páncreas, para qué sirve y cómo sucede el cáncer de páncreas?

El páncreas es un órgano que se encuentra detrás del estómago.

Su función es producir hormonas y jugos que ayudan al cuerpo a procesar y aprovechar los alimentos.

Quizás ya sepa que la “famosa” insulina es producida aquí.

El cáncer de páncreas ocurre cuando las células normales del páncreas se transforman en células anormales y crecen sin control provocando daños locales y metástasis en otros órganos.

Funcion del pancreas

Impacto del cáncer de páncreas en México y estadísticas importantes

El cáncer de páncreas es una de las neoplasias más letales ocupando la séptima causa de muerte en México y ocupa el 12º lugar en incidencia, siendo la resección quirúrgica el único tratamiento potencialmente curativo.

Desafortunadamente, debido a la presentación tardía, solo del 15 al 20 % de los pacientes son candidatos a una pancreatectomía.

Por eso es de suma importancia tener en cuenta los signos y síntomas de presentación para realizar un diagnóstico temprano y así lograr un tratamiento oportuno.

Si así lo hacemos, esto impactará en la supervivencia global y calidad de vida de nuestros pacientes.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de páncreas? Conoce los más comunes

Los síntomas de presentación más comunes son:

Dolor

Las personas pueden tener un tipo de dolor más intenso de lo habitual que se extiende desde el área del estómago hasta la espalda. El dolor puede aparecer y desaparecer y puede empeorar después de comer.

Pérdida de peso

Es posible que las personas no sientan hambre o se sientan llenas después de comer muy poco y ocasionan una pérdida involuntaria de 5 a 10 kilos en menos de 3 a 6 meses.

Diarrea

En algunas ocasiones la materia fecal puede presentarse en forma aguada y grasosa similar a una diarrea

Coloración amarillenta de la piel (ictericia)

Esto es muy importante pues la gran mayoría de pacientes con un tumor de páncreas desarrollan una coloración amarillenta que puede verse fácilmente tanto en la piel como en la parte blanca de los ojos (escleras).

Cuando la ictericia ocurre en personas con cáncer de páncreas, generalmente se debe a que uno de los conductos que transportan la bilis desde el hígado y la vesícula biliar hasta los intestinos está bloqueado.

La vesícula biliar es un órgano pequeño con forma de pera que almacena bilis, un líquido que ayuda al cuerpo a descomponer la grasa.

Si un conducto biliar se bloquea, también puede hacer que sus deposiciones se vean grises o aperladas en lugar de color café.

Otros síntomas que se pueden presentar los pacientes son:

  • Náuseas.
  • Astenia (Fatiga).
  • Dolor de espalda.
  • Vómitos.
  • Tromboflebitis superficial migratoria (síndrome de Trousseau clásico).

Estos síntomas también pueden ser causados por afecciones que no son cáncer de páncreas. Pero si tiene estos síntomas, no dude en visitar a. su oncólogo quirúrgico.

Sintomas del cancer de pancreas 1
Sintomas del cancer de pancreas 1

Sobre la localización de los tumores en el páncreas

La presentación inicial del cáncer de páncreas varía según la ubicación del tumor.

Aproximadamente del 60 al 70 % se localizan en la cabeza del páncreas, y del 20 al 25 % están en el cuerpo y cola, mientras que el resto afecta a todo el órgano.

En comparación con los tumores del cuerpo y la cola de la glándula, los tumores de la cabeza del páncreas se presentan con mayor frecuencia con ictericia, esteatorrea y pérdida de peso.

Factores de riesgo familiares para el cáncer de páncreas y detección de pacientes de alto riesgo

Las personas con mayor riesgo de Cáncer de Páncreas se determinan según los antecedentes familiares o a una predisposición genética identificable.

Ellos son objetivos potenciales para la detección oportuna y ofrecer un tratamiento curativo o preventivo. Basado en que los resultados de un procedimiento quirúrgico en un cáncer invasor pequeño, son mejores.

Se estima que entre el 10 y el 15 % de los pacientes con Cáncer de Páncreas son debidos a una causa genética, y que aproximadamente del 5 al 10 % tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Riesgo hereditario de padecer cáncer de páncreas

Hay dos categorías amplias de riesgo hereditario en el Cáncer de Páncreas:

1. Síndromes de predisposición genética asociados:

  • Cáncer hereditario de mama / ovario
  • Síndrome familiar de melanoma atípico por lunar múltiple
  • Síndrome de Peutz-Jeghers
  • Poliposis adenomatosa familiar
  • Cáncer de colon hereditario sin poliposis (Lynch II)
  • Pancreatitis hereditaria
  • Ataxia telangiectasia
  • Síndrome de Li-Fraumeni

2. Cáncer de páncreas familiar

Se define como una familia con un par de parientes de primer grado afectados (padres e hijos o hermanos) que no cumplen los criterios para un síndrome de predisposición genética asociado.

No se ha identificado un defecto genético específico responsable. Los modelos apoyan un gen de susceptibilidad poco común pero dominante que es portado por aproximadamente 7 de cada 1000 individuos.

El tabaquismo contribuye al riesgo de Cáncer de Páncreas en pacientes con pancreatitis hereditaria y Cáncer de Páncreas Familiar, y se asocia con un diagnóstico más temprano aproximadamente a los 20 años.

Referencia para evaluación genética para una determinación preliminar del riesgo de padecer cáncer de páncreas

Todos los pacientes diagnosticados con Cáncer de Páncreas deben someterse a una evaluación formal y completa con un cirujano oncólogo para una determinación preliminar del riesgo de predisposición familiar a dicho cáncer.

Esta evaluación incluye un historial de cáncer personal y familiar detallado (en familiares de primer grado y familiares de segundo grado), incluido el tipo de cáncer y la edad al momento del diagnóstico y la ascendencia.

Se debe considerar que las personas (afectadas o no) tienen un alto riesgo de Cáncer de Páncreas hereditario si tienen alguno de los siguientes:

Un síndrome genético conocido asociado mencionado previamente.

Dos familiares con adenocarcinoma de páncreas, donde uno es un familiar de primer grado.

Tres o más parientes con diagnóstico del mismo lado de la familia.

Pancreatitis hereditaria.

Factores de riesgo familiares en el cancer de pancreas
Factores de riesgo familiares en el cancer de pancreas

Enfocar y realizar el diagnóstico oportuno

El conocimiento de los factores de riesgo (predisposición genética, edad, tabaquismo, diabetes) puede llevar a una evaluación más temprana en pacientes que presentan síntomas sospechosos de la enfermedad.

La evaluación diagnóstica incluye estudios de laboratorio e imagen como

  • Ultrasonido.
  • Tomografía Computarizada (TC) toraco abdominal de alta resolución.
  • Resonancia Magnética de hígado, páncreas y vías biliares.
  • CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica).

Estas pruebas crean imágenes de los órganos del interior del cuerpo y pueden mostrar crecimientos anormales compatibles con un cáncer.

Papel de los marcadores tumorales

Se han evaluado varios marcadores en sangre para el cáncer de páncreas, el más útil de los cuales es el llamado CA 19-9.

Antígeno de carbohidratos 19-9 (Ca 19.9)

Las tasas de sensibilidad y especificidad informadas para el cáncer de páncreas varían del 70 al 92 y del 68 al 92 %, respectivamente. 

Sin embargo, la sensibilidad está estrechamente relacionada con el tamaño del tumor. Los niveles de CA 19-9 son de sensibilidad limitada para cánceres pequeños.

Establecimiento del diagnóstico

Se requiere confirmación histológica para establecer un diagnóstico confirmatorio de cáncer de páncreas.

La biopsia de una masa pancreática se puede realizar por vía percutánea guiada por TAC, mediante Biopsia por ecografía endoscópica o como biopsia con cirugía abierta.

Estadificación del cáncer de páncreas ¿Cómo debe hacerse?

El sistema de estadificación preferido para todos los cánceres de páncreas se basa en el sistema TNM del American Joint Committee on Cancer (AJCC) / Union for International Cancer Control (UICC).

El objetivo es definir la extensión de la propagación de la enfermedad e identificar a los pacientes que son elegibles para la resección quirúrgica con intención curativa.

Nos ayuda a hablar un lenguaje común entre oncólogos de cualquier parte del mundo.

Es especialmente útil en determinar si la enfermedad se encuentra en etapa temprana, etapa localmente avanzada (intermedia) o en etapa avanzada (metastásica)

Tratamiento eficaz del cáncer en el páncreas

Tratamiento eficaz del cancer en el pancreas

El tratamiento con finalidad curativa del cáncer de páncreas es más probable en pacientes cuyo cáncer se encuentra en una etapa temprana.

Incluso si no se puede curar, su médico puede tratar sus síntomas. Por ejemplo, pueden recetar medicamentos o un procedimiento llamado bloqueo del plexo celíaco para reducir su dolor.

Se puede ofrecer uno o más de los siguientes tratamientos:

Cirugía

El cáncer de páncreas en etapas tempranas se puede tratar con cirugía para extirpar el cáncer. Antes de realizar la cirugía completa, su cirujano oncólogo puede realizar un procedimiento llamado «laparoscopia».

En una laparoscopia, se realizan pequeños cortes en el abdomen para colocar una cámara dentro del abdomen y poder verificar si efectivamente el cáncer no se ha propagado fuera del páncreas y que es posible realizar una cirugía adecuada (procedimiento de whipple).

Quimioterapia

Puede ser de tipo neoadyuvante (con fines de reducción de tamaño tumoral y posterior cirugía), adyuvante (como complemento a la cirugía de resección del cáncer de páncreas) o paliativa (cuando no es posible llevar a cabo a una cirugía o cuando progresa la enfermedad).

Radioterapia

Se utiliza en algunos pacientes con tumores irresecables asociados a quimioterapia o cuando exista tumor residual después de una cirugía. También puede ser útil como terapia paliativa en caso de dolor por cáncer.

Cancer de pancreas

Tratamiento quirúrgico

La resección quirúrgica completa ofrece la única posibilidad de cura para el cáncer de páncreas, pero solo del 15 al 20 % de los casos son potencialmente resecables en el momento de la presentación.

Evaluación de la resecabilidad

Desde el punto de vista quirúrgico, los tumores de páncreas se clasifican como:

Resecables

Es cuando el procedimiento permite la extirpación completa y con márgenes libres de tumor y con linfadenectomía.

Irresecables

Según la afectación de estructuras adyacentes y la presencia de metástasis a distancia la irresecabilidad local suele deberse (pero no siempre) a la invasión vascular.

Contraindicaciones absolutas para la resección

Las contraindicaciones para la resección incluyen:

  1. Presencia de metástasis en el hígado, peritoneo, epiplón o cualquier sitio extraabdominal (Enfermedad Metastásica).
  2. Invasión de más de la mitad de la circunferencia del vaso, la oclusión o trombo de la arteria mesentérica superior.
  3. Oclusión de la confluencia de la vena porta, vena mesentérica superior o sin posibilidad de reconstrucción.
  4. Invasión directa de la vena cava inferior, la aorta o el tronco celíaco (arteria gástrica, esplénica y hepática).

Estos pacientes no deben acudir directamente a cirugía, sino que deben recibir quimioterapia o quimioradioterapia neoadyuvante.

Después del tratamiento neoadyuvante, es posible revalorar el tratamiento quirúrgico.

Se pueden considerar como Resecables «Limítrofes» en las siguientes casos:

  • Cuando hay un contacto menor de 180 grados (menos de la mitad de la circunferencia) de la arteria mesentérica.
  • Oclusión del segmento corto de la vena mesentérica superior o confluencia de la misma o de la vena porta.
  • Estrechamiento venoso sin oclusión.

Pacientes candidatos a cirugía

Los pacientes con indicaciones para resecar la cabeza del páncreas suelen tener comorbilidades médicas importantes. Dado que la mayoría de las resecciones pancreáticas se realizan en circunstancias electivas, debe haber tiempo suficiente para evaluar los factores de riesgo y optimizar el estado médico del paciente.

Evaluación preoperatoria

La mayoría de estos pacientes han perdido peso, aunque algunos están adecuadamente nutridos para someterse de manera segura a la resección de la cabeza pancreática.

Sin embargo, si la albúmina sérica es <3 g/dl, o si la cirugía debe retrasarse más de dos semanas, prescribimos nutrición suplementaria. Por lo general, la nutrición se puede proporcionar por vía digestiva (mínimo cinco días antes de la operación), pero en ocasiones puede ser necesaria nutrición parenteral por medio de un catéter venoso central.

Drenaje biliar preoperatorio

Los pacientes con cáncer de páncreas que presentan ictericia en el momento de la presentación tienen riesgo de complicaciones perioperatorias.

Algunos cirujanos abogan por una endoprótesis colocada por vía endoscópica antes de la cirugía, mientras que otros reservan la descompresión para pacientes con bilirrubina> 20 mg / dl, con signos de colangitis o en aquellos para quienes la cirugía se retrasará más de dos semanas.

En la práctica, es posible que los pacientes con ictericia ya se hayan sometido a la colocación de un stent biliar antes de que se haya determinado la resecabilidad o el plazo para la resección esperando que el alivio de la obstrucción biliar antes de la operación corrigiera dicha ictericia y disminuye las tasas de morbilidad y mortalidad postoperatorias, pero dicha conducta debe ser elegida en forma muy cuidadosa e individual.

Laparoscopía de estadificación

Es muy importante informar al paciente de la posibilidad de complicaciones quirúrgicas, así como de la posibilidad de que la resección pancreática no sea posible si se identifica una enfermedad metastásica no diagnosticada previamente con los estudios.

Las técnicas de imagen disponibles en la actualidad son muy precisas para predecir la enfermedad irresecable, pero se quedan cortas en la predicción de la enfermedad resecable, principalmente debido a la sensibilidad limitada para la enfermedad metastásica de pequeño volumen.

Las metástasis radiográficamente ocultas (<1 cm de diámetro) en la superficie del hígado o el peritoneo, que rara vez son visibles mediante tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (RM) o ecografía transabdominal, pueden visualizarse por laparoscopia.

Esto también incluye a los siguientes pacientes:

  1. Aquellos con un tumor del cuerpo o de la cola del páncreas que parecen tener una enfermedad potencialmente resecable por tomografía computarizada (la mitad de los cuales tendrá metástasis peritoneales ocultas).
  2. Los que presenten tumores grandes (más de 3 cm).
  3. Pacientes con imágenes de alta calidad que sugieran enfermedad metastásica oculta, y aquellos con un nivel de CA 19-9> 100 unidades / ml en ausencia de ictericia.

Por lo tanto, si realizamos un enfoque selectivo para laparoscopia puede ayudarnos a limitar el procedimiento completo de la pancreatectomia para los pacientes con la mayor probabilidad de resultados quirúrgicos útiles y adecuados y lograr la detección inmediata de enfermedad metastásica oculta.

Tumores en la cabeza de páncreas

Pancreatoduodenectomía

La operación estándar para el cáncer de cabeza de páncreas consiste en la Pancreatoduodenectomia (Procedimiento de Whipple) la cual consiste en extirpación de:

  • La cabeza del páncreas.
  • El duodeno en sus 3 porciones.
  • Los primeros 15 cm del yeyuno.
  • El conducto colédoco.
  • La vesícula biliar.
  • Gastrectomía parcial distal cuando se reseca el píloro.

Este procedimiento se debe considerar como una cirugía mayor y de alta complejidad técnica que debe ser realizada por un equipo de cirujanos con experiencia y capacitación adecuada.

Los elementos claves para el éxito de esta cirugía son la elección adecuada del paciente, una técnica quirúrgica bien depurada y un cuidado postquirúrgico muy cuidadoso.

Tumores en el cuerpo o la cola del páncreas

Debido a que los adenocarcinomas ductales que afectan el cuerpo o la cola del páncreas generalmente no causan obstrucción de la porción intrapancreática del colédoco, el diagnóstico temprano es raro; la mayoría tiene enfermedad localmente avanzada o metastásica en el momento de la presentación.

En el paciente que parece tener una enfermedad potencialmente resecable por tomografía computarizada, la exploración laparoscópica debe preceder al intento de resección, ya que una proporción significativa tendrá metástasis peritoneales ocultas (aproximadamente un 50% de los casos).

La resección quirúrgica del cáncer localizado en el cuerpo o la cola del páncreas consiste en una pancreatectomía subtotal distal, generalmente combinada con esplenectomía.

Posterior a la cirugía, muchas decisiones de los tratamientos posteriores se basarán en el reporte de patología de la pieza quirúrgica extirpada, ya que determinará la necesidad de quimioterapia o radioterapia y establecerá el pronóstico y comportamiento a futuro.

En todo este proceso de atención de la enfermedad tu cirujano oncólogo llevará tu seguimiento y vigilancia.

determinacion preliminar del riesgo de padecer cancer de pancreas

Soy el Dr. Enrique Soto y estaré encantado de ayudarle

Ahora ya conoce lo más importante sobre el cáncer de páncreas.

Recuerde que un diagnóstico a tiempo le ayudará a tomar mejores decisiones y a tener mayor margen de maniobra.

Si padece cáncer de páncreas o tienes dudas sobre su diagnóstico, busque  ayuda pronto y agende una consulta con un cirujano oncólogo especializado.

Buscar en la web