Oncología Integral Satélite

Manuel E. Izaguirre 15 – 2, Ciudad Satélite, 53100 Estado de México.

Corporativo Hospital Satélite

Cto. Misioneros #5, Cd. Satélite, Naucalpan, Edo. de México.

Carcinoma de células basales: todo sobre este tipo de cáncer de piel

escision quirurgica estandar
Conozca aquí el tipo de cáncer de piel común que surge de la capa basal de la epidermis y sus apéndices.
Temas que encontrará en este post

Bienvenido a esta sección de aprendizaje. Soy el Dr. Luis enrique Soto Ortega, cirujano oncólogo especialista en cáncer en CDMX.

Mi objetivo es facilitarle las herramientas adecuadas que le permitan tomar una decisión en favor de su salud. Por eso, hoy he decidido explicar de qué se trata el carcinoma de células basales, por qué aparece y cuáles son las opciones de tratamiento.

Espero que esta información sea de gran utilidad para pacientes, familiares y todo aquel que tenga dudas sobre este tipo de cáncer.

¿Qué es el carcinoma de células basales?

El carcinoma de células basales es un cáncer de piel común que surge de la capa basal de la epidermis y sus apéndices.

Estos tumores clasicamente tienen un bajo potencial metastásico, sin embargo, son localmente invasivos, agresivos y destructivos de la piel y las estructuras circundantes, incluido el hueso en sus formas mas severas.

Existen algunas observaciones sobre la etiología del carcinoma de células basales:

  • Es particularmente común en poblaciones blancas; muy poco común en poblaciones de piel más oscura.
  • La incidencia en hombres es un 30% más alta que en mujeres.
  • La incidencia aumenta con la edad; las personas de 55 a 75 años tienen una incidencia 100 veces mayor, que las menores de 20.

Factores de Riesgo

Los factores ambientales, fenotípicos y genéticos contribuyen al desarrollo del cáncer de células basales. La exposición a la radiación ultravioleta (UV) de la luz solar es el factor de riesgo más importante.

Existen otros factores de riesgo que incluyen la exposición crónica al arsénico, la radioterapia, la terapia inmunosupresora a largo plazo y el síndrome del carcinoma nevoide de células basales (síndrome de Gorlin).

Factores de riesgo de tipo ambiental

Radiación UV

La exposición a la radiación ultravioleta de la luz solar es la causa más importante.

Existen ademas factores de riesgo que incluyen piel clara, ojos claros, cabello rojo, ascendencia del norte de Europa, edad avanzada, pecas infantiles y un mayor número de quemaduras solares a edad temprana.

La exposición intensa al sol en la niñez parece ser más importante que la exposición durante la vida adulta.

La exposición solar en incrementos intensos e intermitentes aumenta el riesgo  más que una dosis similar administrada de manera más continua durante el mismo período de tiempo.

Camas de bronceado

El uso de camas de bronceado puede aumentar el riesgo de desarrollo temprano de Carcinoma de Células Basales.

Las mujeres que usaban camas de bronceado más de 6 veces en la juventud tienen más probabilidades de desarrollar cáncer que las mujeres que no usaban cabinas de bronceado.

Fototerapia

La exposición terapéutica a psoraleno más luz ultravioleta A (PUVA) para trastornos cutáneos como la psoriasis aumenta el riesgo de carcinoma de células escamosas y en forma menor el riesgo de Carcinoma de Células Basales.

Exposición crónica al arsénico

El Carcnoma de Células Basales multicéntrico superficial puede ocurrir debido a la exposición crónica al arsénico por la ingestión de agua, mariscos o medicamentos contaminados .

Radiación ionizante

La radiación ionizante superficial utilizada de forma terapéutica para el acné facial, psoriasis o tiña capitis, aumenta el riesgo del Carcinoma de Células Basales.

El período de latencia para desarrollar el Cáncer es de aproximadamente 20 años y las lesiones se limitan a los sitios dentro del campo de radiación.

La radiación ionizante utilizada para tratar los cánceres infantiles también aumenta el riesgo de desarrollo posterior de Cáncer de piel.

El uso de radioterapia para acondicionamiento previo al trasplante de células madre hematopoyéticas, también se han asociado con la aparición de Cáncer.

Rasgos fenotípicos

La pigmentación clara de la piel, el color claro del cabello y los ojos y la escasa capacidad de bronceado, que reflejan la sensibilidad de la piel a la luz solar, son factores de riesgo bien conocidos.

Antecedentes personales de carcinoma de células basales

Las personas con antecedente Carcinoma de Células Basales tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones posteriores. 40 a 50% de los pacientes desarrollarán otra lesión en cinco años.

Variantes genéticas predisponentes

Los antecedentes familiares de cáncer de piel se asocian con un mayor riesgo de en los menores de 40 años aunque son poco frecuentes.

Trastornos Hereditarios

Los trastornos que se asocian con un riesgo mucho mayor de desarrollar cáncer a una edad temprana incluyen:

  • Síndrome de carcinoma nevoide de células basales (Síndrome de Gorlin): es un trastorno multisistémico poco común de herencia autosómica dominante causado por mutaciones del gen PTCH1. Los pacientes afectados tienen anormalidades en el desarrollo y aparición de tumores a una edad media de 20 a 21 años.
  • Xeroderma pigmentado: Trastorno autosómico recesivo raro debido a mutaciones en cualquiera de los 8 genes implicados en la reparación del daño del ADN inducido por rayos ultravioleta (UV). Los hallazgos clínicos incluyen cambios cutáneos pigmentarios de inicio temprano y desarrollo temprano de cánceres de piel y se desarrollan a una edad promedio de 9 años.
  • Albinismo oculocutáneo: Grupo de trastornos autosómicos recesivos de la biosíntesis de melanina que se presentan con un espectro de alteraciones visuales e hipopigmentación de la piel y el cabello. Tienen un mayor riesgo de cáncer de piel de aparición temprana, posiblemente en la adolescencia.

Inmunosupresión

La inmunosupresión crónica (como en trasplante de órganos sólidos y por infección por el virus de la inmunodeficiencia humana [VIH]) puede aumentar el riesgo de desarrollo de Carcinoma de Células Basales, el riesgo después del trasplante de órganos sólidos parece aumentar linealmente con el tiempo.

Otros factores

  • Nevo sebáceo: el nevo sebáceo es un hamartoma congénito poco común de la piel compuesto por elementos epidérmicos, foliculares, sebáceos y apocrinos.
  • Factores del estilo de vida: El tabaquismo

Presentación clínica

Alrededor del 70% ocurren en la cara y el 15% está presente en el tronco. La presentación clínica se puede dividir en 3 grupos:

Nodular

Representan el 80% de los casos, generalmente en la cara como una pápula rosada o de color.

La lesión suele tener una apariencia aperlada o translúcida y con frecuencia se observa un vaso telangiectásico dentro de la pápula. La pápula tienen un borde «enrollado», donde la periferia está más elevada que la mitad.

La ulceración es frecuente, y el término «úlcera de roedor» se refiere a estos CBC nodulares ulcerados .

carcinoma nodular
carcinoma nodular

Superficiales

Corresponden al 15%, predomina en hombres mas que en mujeres. Ocurren con mayor frecuencia en el tronco y se presentan como máculas, parches o placas delgadas ligeramente escamosas y no firmes de color rojo claro a rosado.

El centro de la lesión a veces presenta un aspecto atrófico y la periferia puede estar bordeada por finas pápulas translúcidas.

Una calidad brillante puede ser evidente cuando se ilumina. Ocasionalmente, hay presencia de pigmento marrón o negro irregular, lo que puede contribuir a la confusión con el melanoma.

Tienden a crecer lentamente y pueden variar en tamaño, desde máculas que miden solo unos pocos milímetros de diámetro hasta lesiones de varios centímetros de diámetro o más si no se tratan, suelen ser asintomáticos.

carcinoma superficial
carcinoma superficial

Morfeiforme / esclerosante

Constituyen del 5 al 10%. Estas lesiones son típicamente pápulas o placas lisas, de color carne o rosa muy claro que con frecuencia son atróficas; suelen tener una calidad firme o endurecida con bordes mal definidos. Los subtipos infiltrativo y micronodular son menos comunes.

carcinoma Morfeiforme o esclerosante
carcinoma Morfeiforme o esclerosante

Otros subtipos

Se han descrito varios otros subtipos. El carcinoma de células basoescamosas es un tumor poco frecuente que se comporta de forma agresiva.

carcinoma de celulas basoescamosas

Historia natural

La mayoría de estas lesiones permanecen localizadas y la tasa de crecimiento es variable. Pero algunos se vuelven localmente agresivos o metastásicos, y la adquisición de mutaciones citogenéticas puede asociarse con un comportamiento biológico agresivo.

Diagnóstico

Examen clínico y dermatoscópico

Un cirujano oncólogo están entrenado y familiarizado con las manifestaciones clínicas de estos tumores y a menudo puede hacer el diagnóstico basándose en el examen clínico.

Sin embargo, se debe realizar forzosamente una biopsia de piel para proporcionar una confirmación patológica del diagnóstico y determinar el subtipo histológico.

Biopsia

En los casos en los que el diagnóstico clínico parece seguro y el tumor carece de características clínicas asociadas con un alto riesgo de recurrencia del tumor, los médicos con experiencia en el diagnóstico, eligen realizar la biopsia al mismo tiempo que el tratamiento definitivo. Pero sugerimos realizar siempre una biopsia.

Prevención

Protección solar

El enfoque principal para la prevención del Cáncer de Celulas Basales es la protección contra la exposición al sol pues reducen la incidencia de cancer en la piel y que no hay efectos adversos por el uso de protectores solares.

Evaluación previa al tratamiento

Interrogatorio y exploración física

Se debe realizar una historia clínica detallada (antecedentes de lesiones, antecedentes personales o familiares de cáncer de piel no melanoma, uso de medicamentos inmunosupresores, presencia de comorbilidades), una exploración física y una biopsia de la lesión sospechosa.

Biopsia y evaluación del riesgo

Es esencial para confirmar el diagnóstico y proporcionar información adicional sobre el riesgo de recurrencia del tumor después del tratamiento.

La evaluación del riesgo de recurrencia de la lesión es el paso más importante en la elección del tratamiento para el Carcinoma de células Basales. Los tumores que carecen de características clínicas o patológicas agresivas tienen menos probabilidades de recidivar que las lesiones con características más agresivas.

Tratamiento

La ESCISIÓN QUIRÚRGICA se recomienda como tratamiento de primera línea para el Carcinoma de Células Basales con bajo riesgo de recurrencia.

Los enfoques alternativos pueden ser apropiados en algunos pacientes, basándose en la consideración de lo siguiente:

  • Ubicación del tumor
  • Factores relacionados con el tumor (ejem. Lesiones superficiales versus nodulares, lesiones únicas versus múltiples)
  • Factores relacionados con el paciente (ejem., Edad, inmunosupresión, presencia de comorbilidades)
  • Consideraciones cosméticas y funcionales

Los factores específicos del paciente juegan un papel importante en la selección del tratamiento.

Las limitaciones físicas o funcionales que afectan la capacidad de los pacientes para tolerar la cirugía, manejar el cuidado de las heridas, aplicar terapias tópicas o regresar para un seguimiento afectan la elección del tratamiento.

Carcinoma de células basales en áreas no críticas de cabeza y cuello

Terapias de primera línea

Escisión quirúrgica estándar

Para el Carcinoma de Células Basales nodular o superficial primario <10 mm ubicados en áreas no críticas de la cara (es decir, mejillas, frente, cuero cabelludo, cuello.

escision quirurgica estandar

Las regiones sombreadas de color rosa oscuro de la cara delimitan la denominada zona H.

Las técnicas de cirugía con conservación de tejidos, como la cirugía micrográfica de Mohs y la escisión por etapas, están indicadas para la extirpación de tumores de piel en esta área.

El área sombreada de rosa claro, todo el cuero cabelludo y el cuello se denominan área M.    

Recomendamos la escisión quirúrgica estándar con evaluación de los márgenes posoperatorios como tratamiento de primera línea. Se cree que son apropiados márgenes de 4 a 5 mm.  

El defecto quirúrgico típicamente se repara de inmediato mediante el cierre lateral o el uso de colgajos de tejido adyacentes, injertos de piel o, más raramente, colgajos de tejido distante.

Esto permite que la cicatrización de la herida se complete en 1 o 2 semanas. El tipo de cierre depende de varios factores, incluidos el tamaño, la profundidad y la ubicación del defecto; la disponibilidad y laxitud del tejido cercano; y preferencia del paciente y del médico. Las tasas de recurrencia para la escisión estándar fueron menos del 5%.

La escisión quirúrgica se puede realizar más rápido y proporciona información sobre los márgenes quirúrgicos.

Por lo general, la escisión se realiza de forma ambulatoria con anestesia local y, por lo general, se tolera bien. Los resultados estéticos y funcionales a largo plazo suelen ser superiores en comparación con la radioterapia.

Carcinoma de células basales en tronco o extremidades

Para lesiones de menosde <20 mm en el tronco o las extremidades, sugerimos la escisión quirúrgica con márgenes de 4 a 5 mm como tratamiento de primera línea.

Lesiones extirpadas incompletamente

Nuestro enfoque para el tratamiento del Carcinoma de Células Basales extirpado incompletamente es el siguiente:

  • La reescisión quirúrgica convencional es una opción adecuada para las lesiones extirpadas de forma incompleta localizadas en el tronco o las extremidades.
  • Los pacientes con lesiones extirpadas de forma incompleta que no son susceptibles de tratamiento quirúrgico o que no son candidatos para una cirugía adicional pueden tratarse con radioterapia.

Los pacientes deben ser evaluados al menos cada 3 a 6 meses durante los primeros 2 años después del tratamiento y luego al menos 1 o 2 veces al año. Puede ser apropiado un seguimiento más frecuente, según el escenario clínico.

Debido al riesgo relativamente alto de recurrencia de la lesión, es prudente una discusión exhaustiva de los riesgos y beneficios del tratamiento con todos los pacientes con cirugias incompleta.

Factores como la preferencia del paciente, la morfología y ubicación del tumor, la presencia o ausencia de características clínicas y patológicas agresivas, la morbilidad de la cirugía adicional tardía y la tolerancia del paciente a un procedimiento adicional influyen en la decisión de continuar con una terapia adicional y afectan la elección del tratamiento.

Pronóstico

El pronóstico para la mayoría de los pacientes es excelente, estas lesiones suelen ser de crecimiento lento y la enfermedad metastásica es un evento muy raro. Aunque la mortalidad específica es extremadamente baja, estos cánceres pueden resultar en una morbilidad significativa pues pueden causar una desfiguración considerable al destruir localmente la piel, el cartílago e incluso los huesos.

ulceras

Las lesiones avanzadas no tratadas típicamente se ulceran, creando problemas de cuidado de heridas.

Riesgo de metástasis

Las estimaciones de la tasa de metástasis han oscilado entre el 0.0029% y el 0.55%.

Las lesiones metastásicas suelen aparecer en asociación con lesiones grandes o profundamente invasivas, con un área de más de 10 cm. Los sitios comunes de metástasis incluyen los ganglios linfáticos regionales, los pulmones, los huesos, la piel y el hígado.

En general, se ha considerado que el Carcinoma de Células Basales metastásico tiene un pronóstico muy pobre, con una supervivencia después del diagnóstico de enfermedad metastásica de 10 meses (rango de 0,5 a 108 meses).

Características asociadas con alto riesgo de recurrencia

Ciertas características clínicas y patológicas  se asocian con un riesgo elevado de recurrencia después del tratamiento. Este puede reaparecer meses o años después del tratamiento inicial, lo que conduce a la destrucción del tejido local, morbilidad, mayor riesgo de metástasis y la necesidad de retratamiento.

Las siguientes características se han propuesto como factores asociados con un mayor riesgo de recurrencia tumoral:

Ubicación y tamaño

Tumores de cualquier tamaño en áreas de alto riesgo de la cara, es decir, cara central, nariz, labios, párpados, cejas, piel periorbitaria, mentón, mandíbula, orejas, áreas preauriculares y posauriculares, sienes. o aparición en las manos y los pies

Tumores ≥10 mm de diámetro en otras áreas de cabeza, cuello y pretibia

Tumores ≥20 mm de diámetro en todas las demás áreas (tronco y extremidades, excluyendo manos y pies)

Características patológicas agresivas

Morfeiforme, esclerosante o infiltrante mixto.

Micronodular.

Basoescamoso (queratinizante).

  • Lesiones recurrentes
  • Lesiones en sitios de radioterapia previa
  • Lesiones con bordes mal definidos
  • Lesiones en pacientes inmunodeprimidos

Invasión perineural: crecimiento tumoral en o alrededor de los nervios.

La designación de la ubicación y el tamaño del tumor como determinantes importantes para la selección del tratamiento adecuado se basa en los siguientes factores:

  • Es más probable que las lesiones en áreas de alto riesgo tengan subtipos histológicamente agresivos.
  • Muchas áreas de alto riesgo en la cara representan planos de unión embriológico; estos sitios ofrecen relativamente poca resistencia a la invasión tumoral.
  • Los sitios de alto riesgo a menudo tienen una alta densidad de folículos pilosos y glándulas sebáceas; la presencia física de estas estructuras hace que la erradicación de tumores con electrodesecación sea menos confiable.
  • La afectación de estructuras críticas, como el párpado, o áreas cosméticamente sensibles dificulta la extirpación completa del tumor sin deterioro cosmético o funcional.
  • Los tumores grandes pueden tener un crecimiento subclínico extenso, lo que requiere márgenes de escisión más amplios para la eliminación de la enfermedad y explican las tasas de respuesta más bajas a las terapias destructivas.

Ahora conoces el carcinoma de células basales

Si ha leído hasta aquí, ya conoce las principales características del carcinoma de las células basales, las opciones de tratamiento, diagnóstico y factores de riesgo.

Pero recuerde, no cometa el error de autodiagnosticarse después de leer esta información. Busque ayuda si sospecha de alguna lesión.

Recuerde que un diagnóstico oportuno es fundamental para acceder al mejor tratamiento para usted o para su ser querido.

Si se encuentra en la Ciudad de México o Estado de México, podrá solicitar una cita conmigo fácilmente. O si prefiere, le invito a visitar al cirujano oncólogo de su confianza para recibir la atención médica especializada que se requiere para afrontar este padecimiento.

Buscar en la web